jueves, 25 de febrero de 2010

EN GENERAL

En mi blogg decidi escribir acerca de los temas que mejor me representan y demuestran lo que es mi vida, mis amores y mis gustos, es una breve y pequeña descripición a mi vida y a la clase de persona que soy.

El Fútbol es uno de mis grandes amores, mi mayor herencia y mi mayor orgullo, mi verdadera pasión; La musica es una forma de expresarme ante los demas, de mostrar mis estados de animo y expresar mis sentimientos hacia una persona y finalmente explico como funciona mi vida diariamente con todo lo que mas valoro, respeto y amo que es mi familia.

domingo, 7 de febrero de 2010

Mi Primer Amor

En la filosofía siempre ha existido una gran polémica, acerca de si los conocimientos son natos o innatos, es decir, si se nace con un conocimiento o por el contrario todos se van adquiriendo a través de los años.
Un día estaba hablando con una amiga y ella me pregunto ¿Desde cuándo eres hincha de Millonarios? Al principio pensé que era una pregunta bastante fácil, entonces me puse a pensar, y después de tanto hacerlo no supe cómo responderle, fue entonces cuando entendí que mi amor por Millonarios era un amor nato.
Desde que tengo sentido de razón he sido hincha de Millonarios, a través del tiempo el amor ha ido creciendo más y más, es una de las mayores herencias que me ha dejado mi padre y una de las que más orgullo me produce. Cuando tenía aproximadamente 6 años de edad mi padre me llevo a mi primer partido en El Campín, un clásico frente al Nacional, era la primera vez que asistía, pero aún así mi corazón latía como loco, sentía una comodidad como si estuviera en mi propia casa, el resultado no fue el mejor Nacional nos derroto 2 goles a 0, ese día me fui llorando a mi casa, pero con la ilusión de muy pronto volver a visitar a Millos.
En un principio solo veía los partidos cuando podía asistir al estadio o cuando eran trasmitidos por televisión, pero después al conocer más a fondo la radio y sus emisoras deportivas decidí que cuando no pudiera ver un partido fuera cual fuera la razón lo escucharía por radio, al principio lo hacía por mantenerme informado e informar a mi papá, pero poco a poco se fue transformando en una necesidad para mi, que me insultaran más de la cuenta por Millonarios era casi tan ofensivo como que alguien insultara a mi familia, el regalo más deseado para navidad o un cumpleaños era la última camiseta de Millonarios o quizás una boleta para ir al próximo partido, se convirtió para mí algo sagrado portar la camiseta siempre que el equipo jugara, no hacerlo me hacía sentir que le estaba dando la espalda a mi familia.
El asistir al estadio se convirtió en una de mis prioridades, estar dentro de él me tranquilizaba, extrañamente mi cuerpo habituó una clase de ritual para siempre que asisto a El Campín, al principio la incertidumbre llena mis pensamientos, cuando se inicia el partido el corazón no para de latir excesivamente, las manos se enfrían, los nervios se ponen de punta y con ello aumenta la sudoración, el latir del corazón y la sudoración va en aumento conforme se complique más un partido, una rara sensación a la que soy completamente adicto invade mi corazón siempre que se oye el pitazo final y el resultado nos es favorable.
Millonarios no solo se ha vuelto una afición, sino que también ha dejado efectos secundarios en mí, algunos buenos otros no tanto, gracias a este amor he obtenido un mayor sentido de pertenencia, he aprendido a valorar mucho más mi ciudad y las cosas que la componen, en algunos casos me dejo llevar por el regionalismo y pienso mal de aquellos que vienen de ciertas ciudades. El futbol ya no es un simple deporte para mí, es toda una cultura, casi una religión y aunque ya no lo veo como un deporte nunca me dejo cegar por el odio y he caído en la violencia, Millos es el único capaz de cambiar mi humor en solo 5 minutos de llevarme del cielo a al infierno y devolverme nuevamente al cielo.

video
El Campín se ha convertido en mi segunda casa y en este “santuario” del futbol no solo bogotano, sino también colombiano, he vivido muchos momentos inolvidables para mi vida, como ver a Colombia consagrándose campeón de América, ver a mi ídolo Ronaldinho, ver derrotada a la poderosa Argentina frente a nuestra selección o ver a Millonarios derrotando a los mejores equipos del continente.

Es el 30 de enero de este 2010 me encuentro en el estadio, nuevamente como en mi primera asistencia el rival es Nacional, el partido luce complicado, la incertidumbre está más fuerte que nunca, el inicio del juego marca una tendencia, hasta que en el segundo tiempo los paisas son quienes toman la delantera, como ocurrió hace mas de 11 años y sin poderlo evitar mis ojos se ponen aguados pronosticando lo peor, pero como lo dije anteriormente Millonarios tiene ese poder que nadie más tiene de transportarme del infierno al cielo, dos genialidades del equipo en pocos minutos nos dan la ventaja y cierta tranquilidad. El pitazo final después de lo que los hinchas denominamos “paridera” nos indica una victoria más, al final del partido solo quedan 2 cosas claras: la primera que podre tener una semana tranquila hasta el próximo partido, y la segunda que la tengo siempre presente, así como este amor es nato me acompañara hasta el día de mi muerte.

Mis Oídos Son La Puerta Al Sentir

La música es una forma de expresión que nos puede comunicar infinidades de cosas, por medio de la música podemos comunicarle a cualquier persona nuestros sentimientos hacia ella, la música puede alegrar los ambientes y relajar el alma, la música puede llegar a ser un reflejo o un indicativo de la personalidad de sus oyentes.

La música forma un papel muy importante en mi vida, es una puerta a mundos distintos, es una salida a la monotonía de las cosas y es una forma de comunicarme ante los demás, aunque mis habilidades musicales son bastante limitadas me siento muy identificado con este arte y lo disfruto al máximo.


Mis gustos musicales son muy distintos en cuanto a mi generación, aunque escucho cualquier tipo de música en español exceptuando el reggaetón, me inclino más por la música romántica sin importar el género, ya sea vallenato, salsa, pop, entre otros. Me fijo mucho en las canciones, me gusta saber qué es lo que expresan en sus letras y en algunos casos me siento identificado con estas, por medio de la música en general puedo expresar mis sentimientos, mi estado de ánimo y hasta mi manera de pensar.


Aunque cuando era más chico mi música favorita era el vallenato, puesto que era la que más escuchaba en mi entorno, hoy en día mi artista favorito es Ricardo Arjona, me encanta su música, su manera de componer, y su estilo al cantar, además me siento muy identificado con sus canciones y su filosofía para cuestionar ciertas situaciones de la sociedad.

La música no es solo un reflejo de la personalidad de las personas, sino que puede llegar a ser una base para construir una identidad de las personas, es tanto su poder que no solo es una forma de expresión, sino que con base a ella nacen otras formas de expresión, como lo son el canto y el baile.


Mi vida funciona así


Pienso que no es fácil describirse a uno mismo, porque en algunos casos se exagera la verdad o se miente por completo, se abusa de modestia o se agrandan las virtudes, aún así intentare describirme con completa sinceridad.


Me considero una persona humilde, con virtudes y defectos, con talentos y falencias, muy pensante y en algunos casos bastante inseguro, suelo ser muy callado antes de conocer más a fondo a las personas, con el pasar del tiempo me voy soltando y abriendo a los demás, generalmente tengo una sonrisa en mi rostro, porque le encuentro gracia a todo inclusive a cosas que puedan parecer tonterías, aunque no siempre estoy alegre, tengo una carácter fuerte y según la situación puedo llegar a ser una persona malgeniada y amargada, me molesta no poder hacer las cosas ni cumplir con lo que me propongo, como cualquier persona tengo pasatiempos, me gusta ir al cine, compartir con mis amigos y jugar futbol, aunque mi mayor pasión es observarlo y estar siempre bien informado acerca de este deporte. Soy muy hiperactivo, aunque no confundo tiempos y espacios, me apasiono mucho por las cosas que me interesan y trato de no defraudar a quienes confían en mí.



Lo que más valoro en mi vida es a mi familia, amo a mi familia y sin ellos no podría seguir avanzando, son mi mayor apoyo y mi mayor orgullo, no limito el concepto de familia a tan solo un apellido, considero familia a todas esas personas que siempre me han apoyado, que han estado conmigo en todas las situaciones de mi vida, y que nunca me han dado la espalda, de ellos he aprendido muchas lecciones que me quedaran para toda mi vida y es por ellos que he aprendido que la humildad es una de las mayores virtudes en un ser humano, por más de los conocimientos o riquezas materiales que tengamos siempre debemos mantener la humildad, como dice un viejo dicho “nunca se nos debe olvidar de dónde venimos, para saber a donde vamos”.